martes, 8 de abril de 2014

Ahorro de energía en el hogar


Y en tu casa, ¿qué puedes hacer para detener el cambio climático? Gastar menos energía producida por petróleo, carbón o gas ayuda a disminuir la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) que se lanzan a la atmósfera, y se combate el cambio climático.

Aislar la casa sería la primera medida y analizar nuestros gastos de calefacción y aire acondicionado, renovando máquinas si es necesario.
Luego, desde apagar los aparatos en stand-by, comprar electrodomésticos con calificación energética A o A+, hasta instalar válvulas termoestáticas o repartidores de costes en nuestros radiadores, pasando por los sistemas de ahorro de agua con nuevos grifos y perlizadores, hay un arco amplísimo de medidas de ahorro en nuestros hogares que se pueden aplicar.

 

El ahorro energético y de agua en el ámbito doméstico permite ahorrar dinero, reduce el consumo de energía en nuestro país y, a la vez, cuida el Planeta de un modo global.

Un hito que va a suponer un gran avance para que nos concienciemos va a ser la trasposición de la Directiva 2012/27/UE de Eficiencia Energética, que se producirá en forma de Real Decreto en 2016, modificando el RITE.
Esta legislación, en su artículo 9, va a obligar a instalar contadores individuales de gastos de energía a todos los usuarios.
Este es un concepto muy importante para concienciarnos, pues hoy en día cuando uno paga calefacción central, un fijo al mes, no cree que deba aislar ni esforzarse por hacer ninguna reforma para ahorrar energía puesto que no repercutirá en sus gastos.
Cuando empecemos a pagar por lo que de verdad consumimos seremos por fin conscientes de si despilfarramos o no.

Vamos a ir un paso más allá, si os interesa tomaros unos minutos para reflexionar, aquí tenéis unos enlaces que os pueden ayudar:





y por último, consejos para

----------CONSTRUIR,